9 mayo, 2016

Medicamentos

En años recientes se ha dado mucha importancia al uso responsable en acuacultura de compuestos químicos potencialmente tóxicos o bio-acumulables. Mediante el control de fármacos y otros químicos en la producción, se asegurará que los organismos no contengan residuos de estos productos al momento de la cosecha.

Es importante que la administración de fármacos sea diagnosticada y supervisada por personal capacitado considerando no utilizar dosis menores a las recomendadas a su uso porque no eliminarán a las bacterias y se creará resistencia al medicamento. Debe evitarse la automedicación para prevenir resistencia, y en caso de aplicar cualquier fármaco debe considerarse el tiempo de retiro de productos , es decir, el tiempo que tarda en ser eliminado el medicamento del producto. Para esto es recomendable llevar registros de medicación.

LA FDA (Food and Drug Administration) es una de las agencias encargadas de la protección de los consumidores, promueve y protege la salud publica permitiendo que solo productos que garanticen la inocuidad de los alimentos lleguen al mercado.

Esta agencia cuenta con un listado de medicamentos PROHIBIDOS para su uso en medicación veterinaria:

  • Cloranfenicol
  • Clenbuterol
  • Dietilestrilbestrol (DES)
  • Dimetridazol
  • Otros Nitroimidazoles
  • Pronidazol
  • Furazolidona
  • Nitrofurazona
  • Sulfonamidas (excepto sulfadimetoxina)
  • Fluoroquinolonas (Enrofloxacina, Sarafloxacina)
  • Glicopéptidos (Vancomicina)